De Concordia al Colón: “Al principio no me lo creía

ENTREVISTA EXCLUSIVA: COTI SOROKIN ADELANTA SU LLEGADA

A UNO DE LOS ESCENARIOS MÁS PRESTIGIOSOS DEL MUNDO 

Txt: Carlos Rodríguez

Fotos sesión: Guido Adler

Fotos en vivo: Yanina Urquiza

 

Afuera llueve como el último día. Coti Sorokin, pechito cancionero y guitarra en flor, salió a desafiar el cielo plomizo que aguantó las gotas en forma de bendición para largarse en diluvio recién tras la última ovación.

 

Estamos en un camarín improvisado, en el salón de fiestas del Club Hípico de Concordia. Coti acaba de mostrar un puñado de sus temas más laureados en medio de un evento solidario organizado por la ONG ConConin.

 

Recibe como siempre, con esa amabilidad citadina y cosmopolita a la vez, con ese aire de no haberse ido nunca de estas calles y estos días. Sin embargo lo que nos reúne es algo tan inmenso como charlar acerca de su show del próximo 30 de octubre en el Teatro Colón, de Buenos Aires.

 

Qué pasó antes y después. Qué territorio y cuánta carretera habrá abarcado un repertorio castellano único y preciso para abonar la alfombra voladora que lo depositará junto a su banda, una orquesta de cuerdas e invitados especiales en uno de los cinco escenarios más importantes del mundo.

 

A leer sin tropezar, que lo del Colón es sólo el puntapié inicial de una charla que derivó en otras aristas del mismo recorrido.

 

 

¿Cómo llega y cómo se prepara una presentación en el Teatro Colón?

 

La verdad es que yo no me lo esperaba. Al principio no me lo creía! Evidentemente es un sueño para todo músico. Es un objetivo que ni siquiera uno se lo propone por lo inalcanzable que es.  Ni en los mejores sueños pensaba que iba a poder tocar allí, pero surgió una posibilidad de estar en estos dos o tres conciertos que se hacen en el Teatro por año en los que se invita a músicos populares, por fuera del circuito de música clásica.

 

Se prepara con especial cuidado, con nervios y con total dedicación.

 

La única salvedad que me hicieron es pedir que toquemos con bajo volumen porque hay un nivel estipulado con el que se toca en el Colón y no se puede sobrepasar, pero me dieron la total libertad artística para armar el concierto y en base a eso empecé a pensar posibilidades: si iba a tocar solo, si iba a pasear por diferentes instrumentos.

 

Al final lo que terminé pensando es un mix de todo eso. Igualmente todavía lo estamos diagramando, tengo ahora un 60% armado el set list. Va a haber una orquesta así que vamos a hacer tres formatos: en solitario (tocando diferentes instrumentos) y con la orquesta, con (su banda) “Los Brillantes” y la orquesta más el grupo completo.

 

¿Cómo se eligen repertorio y arreglos?

 

Vamos a tocar muchas canciones que ya fueron paridas con arreglos de cuerdas, sobre todo a partir del disco “Gatos y Palomas” que es un disco en el que yo empecé a incluir arreglos de cuerdas de Leo Sujatovich (Nota: En la actualidad Luna, hija de Leo, es tecladista de la banda de Coti y participa en los arreglos orquestales) y son esos arreglos los que vamos a tocar.

 

¿Va a haber invitados? ¿Cual es el criterio para elegirlos?

 

Estoy pensando… pero creo que no hay un criterio. En realidad yo estoy viendo un poco el repertorio y estoy tanteando a gente amiga por si pueden estar…estoy haciéndome la imagen. No lo tengo del todo claro.

Ya invite a dos personas, dos artistas amigos y estoy terminando de armar esta idea… seguro va a haber algunas sorpresas!

 

Para todo artista que llega al Colón, seguramente ese Teatro no es una frontera sino un mojón, un hito importante… la pregunta natural que sobreviene es ¿Después del Colón que?

 

Después del Colón seguir, seguir haciendo, seguir construyendo, seguir viniendo a Concordia, seguir tocando… El Colón es un sitio maravilloso, mágico, es un templo de la música. Nosotros la verdad es que no tenemos noción, pero el Colón es uno de los cinco teatros más importantes del mundo. Está muy por encima de teatros de Europa que son muy reconocidos. Es un lugar muy impresionante.

Y después hay mucho para seguir haciendo. Porque lo más importante no es llegar a tal lugar, sino seguir haciendo discos, seguir haciendo canciones, seguir subiendo al escenario, seguir interactuando con el público, ese es el objetivo…

¿Recordás la primera sensación cuando se comenzó a barajar la posibilidad de tocar en el Colón?

 

Directamente no me lo creía y de hecho te voy a ser sincero: desde hace tres días que se pusieron a la venta las entradas (ya está el 50% vendidas), la gente me mandaba las fotos con las que había comprado y ahí empecé a caer…

 

No sé, era una sensación, no por ser pesimista sino porque fue todo un proceso que fui asimilando… Lo fui imaginando hasta que se hizo cada vez más real.

 

Recuerdo que me llamaron y yo estaba en España donde teníamos una gira programada para Octubre, con un montón de conciertos,

 

Y cuando me llamaron hace 20 días y me dijeron está confirmado lo del Colón, le dije a mi manager: ‘Si es verdad tenés que cancelar toda la gira de octubre’ como subiéndole la apuesta, no? Como diciéndole ‘Mirá… yo no me lo creo que está, pero si es verdad que está me lo vas a tener que demostrar cancelando la gira’.

 

Entonces se canceló todo y lo único que quedó es el show de ayer (Teatro Niní Marshall, Tigre) y éste de Concordia que, por supuesto, no iba a cancelar.

 

Para que te hagas una idea, teníamos Córdoba, Mendoza, otra fecha en Buenos Aires, y se reprogramó todo eso para concentrarnos en lo del Colón…

Retomando el tema de los invitados… últimamente venís interactuando con músicos como Pity de “Intoxicados”, Juanse de “Ratones Paranoicos”, Rolo Sartorio, de “La Beriso” ¿Cómo es esta amistad con esta gente del palo más rockero?

 

Y… hermoso, porque es gente que yo tuve lejos en todos los años de vivir en España, incluso que no había llegado a conocer como Rolo, que lo conocí hace poquito y la verdad que es un tipo increíble. Descubri un amigazo!

 

A Pity sí lo conocía y ahí estoy… disfrutando de recuperar esos vínculos que al vivir afuera se hacen más lejanos y con tiempos mucho más espaciados, así que ahora estoy volviendo más a eso, a mi raíz, a mis amistades de siempre…

 

Volví a producir a “Turf” que siempre quise producirlos, volví a conectarme con gente del palo, de mi mundo, que en realidad siempre viviendo afuera eso te falta… porque tenés muchas cosas pero tus raíces las llevás vos adentro tuyo y vos tenés que interactuar con otro tipo de mundo, con otro tipo de cultura, con otras músicas, ambientes, y de alguna manera la vuelta a Argentina también tenía un  poco esa carga de volver a mi mundo, a mi raíz, al lugar donde siempre me sentí como pez en el agua.

 

Y justamente, vinculado con la distancia ¿Cómo es tu experiencia frente al conflicto catalán? ¿Cómo ves todo esto que está pasando?

 

Lo veo con mucha tristeza porque me parece una estupidez de políticos que llegan tarde. Como casi siempre. Y esto nos demuestra que en el Primer Mundo también pasa. Digo porque nosotros nos machacamos con esto de que tenemos los peores políticos, que somos los peores… pero allá también pasa que los políticos llegan después que la realidad. Esto es algo que se venía cociendo hace tiempo, ahora explotó, y que pasó…? Los políticos llegaron después a ver cómo se resuelve esto que ahora es todo una intriga… y no va a ser gratis… ya hubo represión, ya hubo heridos, ojalá no pase de esto.

 

Pero insisto, ya no va a ser gratis, ni para Cataluña, ni para España en general, ni para Madrid, ni para Barcelona.

 

Hoy por ejemplo me llamó la atención que en la marcha de los españolistas el principal orador haya sido un tipo de ultraderecha como es Vargas Llosa, que ni siquiera es español. Ahí te das cuenta la falta de liderazgo político que hay…

 

Hacen faltan liderazgos que vayan por delante de la realidad. Lo que hacen los grandes estadistas. Porque después la que paga el pato es la gente, con los heridos, la violencia. Siempre es así. Con los atentados pasa lo mismo… ¿Cómo es que se toman medidas después que ocurren? Es ridículo! Y estamos hablando del primerísimo Primer Mundo…

 

Me da mucha tristeza toda la situación porque los que amamos España sabemos que no es lo mismo España sin Cataluña, ni Cataluña sin España, porque es una fuente cultural, artística, política inabarcable…

 

Para concluir voy a invocar dos puntos cardinales que sé que han movido últimamente expresiones públicas de tu parte. Uno, forma parte indivisible de tu ADN musical y el otro por estrica actualidad. ¿Qué reflexión se te viene si invoco a Tom Petty y a Santiago Maldonado?

 

(suspira) … Tom Petty que te voy a decir… fue una enorme tristeza que todavía siento, porque fue algo totalmente inesperado. Lo vi hace un mes en Londres, en el único concierto que dio en Europa, también en otra oportunidad viajé especialmente a Berlín para verlo.

 

Lo vi tan bien, a mí me había llegado un rumor que él estaba enfermo pero lo vi también y fue un concierto tan tremendo, que la verdad me sorprendió mucho. Fue una perdida enorme. Un día totalmente negro para mí. Pero nos deja la música, sus canciones… yo pienso con estas cuestiones como me pasó con el Flaco Spinetta y con Piazolla, fueron las tres pérdidas que más sufrí, que se fueron con tanto para dar, para emocionar…

 

Y lo de Lo de Santiago… es otra muestra de que la política llega detrás de la realidad… porque el verdadero liderazgo es tratar de anticiparse a situaciones… tratar de prevenir, a pensar que puede pasar… parece una pelotudez, pero es lo más difícil.

Lo más difícil es ser estadistas, porque sino siempre se paga con violencia, con muerte, con desnutrición, con hambre…

 

Y esto es lamentable… porque Santiago, que estaba ayudando a una comunidad a manifestarse y a luchar por sus derechos ya no está y pasa lo que pasó. Para mí es responsable el Estado, sin ninguna duda, sea directa o indirectamente. Ojalá se sepa más, se conozca más… porque hay un chico que no aparece y todos queremos saber dónde está…

Coti en su presentación en ConConin