MUTAR PARA SER MEJOR :: Algunos apuntes sobre ‘Constelaciones’, de Lisandro Aristimuño

por Carlos Rodríguez

Esperado con ansias desde que mostró sus primeros brillos, ‘Constelaciones’ es un nuevo paso en la asombrosa carrera autogestiva de Lisandro Aristimuño, uno de los valores fundamentales de la cancionística castellana de la actualidad.

Grabado casi en toma uno durante una semana y forjado en el hálito de una nueva banda que incluye húsares como Javier Malosetti (bajos), Sergio Verdinelli (batería) y Ariel Polenta (teclados) o invitados como Nicolás Ibarburu, Ramiro Flores y Nico Bereciartúa, ‘Constelaciones’ conforma un relato que se presenta diverso en relación a las texturas que dominaban sus trabajos anteriores, donde las cuerdas formaban parte indivisible de las músicas del patagónico. El riesgo como opción de comunicación. Bravo.

Ahora la cosa es más valvular, más orgánica (aún). Todo está a flor de piel. Desde aquella estrella, Lisando se hace cargo de su luz y convida esa vulnerabilidad.

Hay ecos de mil radares. Lo que en un instante remite a Lennon, en otros acaricia el viento oblicuo de Beltrán o el polaroid giratorio de Gieco.

La poética es única. Existe modo de definirla, tal vez, pero para qué. Si lo que más conmueve no tiene explicación.

 https://www.youtube.com/watch?v=SdT24-p_P6M