domingo 22 de mayo de 2022 - Edición Nº1264

Opinión | 23 abr 2022

rincón literario

Confusiones

Un encuentro fantástico con un agrio final


Por: Marcelo Lescano

Se encontraba de cara a la puerta, pero ¿Por qué no la abría? Sencillo, él cuando había entrado la dejó abierta. Seguido miró a su alrededor, además de la puerta el cajón de su mesa de luz también lo estaba. La crisis lo atacó al darse cuenta que la ventana si estaba cerrada

Él seguía parado en el medio de la habitación, con una luz tenue y las dudas a flor de piel. Sentía que se bañaba en sudor y que sus piernas jugaban a la rebeldía motriz.

Una voz le llega desde el comedor ¿no vivía solo? Daba gracias que la puerta estuviera cerrada. Pero la ventana también, escapar no era una opción. A la vez que calculaba los pasos hasta el comedor buscaba con que defenderse.

Antes de salir rezó en cinco idiomas diferentes, le faltó en latín, se lamentó por esto último.

Estando a pasos de posicionarse bajo la luz del comedor, se detuvo sobre sí. Examinó el ambiente y noto la luz proveniente de una grieta en la pared. Al acercar su ojo para examinar más de cerca notó que se veía a él, pero en la mañana de ese día. Ahora daba cuenta que se encontraba del otro lado, sabía que sus confusiones estaban fundamentadas. Con la desesperación como amiga buscaba la forma de volver al otro lado. Pero ante la negativa de las ideas dio por aceptado que no podría volver. Con lo que tenía a mano empezó a romper la pared en la zona donde se encontraba la abertura de luz. Cuando la pared cayo de lleno al suelo, estaban ambos sujetos de frente. Con incertidumbres en ambos con respecto al otro las mentes de los dos solo pensaban en algo, confusiones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias