domingo 28 de noviembre de 2021 - Edición Nº1089

Perfiles | 17 oct 2021

entrevista

Guillermo Escudero: "El adversario era y es el macrismo de la ciudad que se llama Julio Garro"

El ahora tercer candidato a concejal por el Frente de Todos en La Plata y actual diputado provincial, opinó sobre el escenario hasta las elecciones generales de noviembre y la perspectiva hacia 2023. Su vinculo con la psicología y la experiencia en la materia de seguridad, definiciones del representante de un sector del peronismo platense.


eA: -¿Cuál es el panorama que se abrió luego de las PASO y de cara a noviembre en la ciudad?

GE: - En el caso nuestro dejó en claro que hay un sector muy importante del Frente de Todos que nos vio como una opción real, hemos logrado el 40% dentro de la interna.

El escenario es que hemos perdido la elección con Garro, y ese es el gran objetivo. 

Durante toda la campaña hemos planteado que el adversario nuestro no era quien encabezaba la lista 2, ni ningún compañero, sino que el adversario era el macrismo de la ciudad que se llama Julio Garro.

Queremos construir una mayoría de cara al 2023, obviamente que esta elección creemos que la mayor cantidad de compañeros que forman parte de la lista, entren y ocupen sus lugares en los espacios legislativos correspondientes, asique vamos a encarar noviembre con eso en el horizonte.

eA: -Hacia adentro del Frente de Todos... ¿Existen varios modelos en crisis?

GE: -Creo que el tema es (y la pandemia ha sido un gran problema) que esa mayoria que significo el Frente de Todos del cual somos parte, en 2019 para ganar las elecciones se tiene que transformar, y esto es lo que dejó un poco en evidencia las elecciones PASO, en una alianza de gobierno. Que se traslade esa mayoría que logramos en las urnas por ese entonces, a resolver los problemas que tienen los ciudadanos. Me parece que la pandemia es un elemento que no podemos de dejar de tener en cuenta, pero tampoco es el argumento sobre el cual planteemos que ha sido el único problema, entonces hoy la economía es un problema que hay que resolver, en todos sus aspectos: el salario real, el trabajo formal e informal, los precios, la inflación, etc. 

Creo que los cambios en los gabinetes, tanto nacional como provincial, tienen que ver con dinamizar una gestión que, más allá de la cuestión económica, lo que evidenciaba eran dificultades políticas y acá en la provincia sin ningún tipo de dudas que había dificultades en ese aspecto. Creo que con la llegada de Martín Insaurralde a la jefatura de gabinete, tenemos un claro ejemplo de que era necesario dinamizar la política para la resolución de las problemáticas.

 

eA: -Como decías, un sector del peronismo te acompañó y siente una representación en el espacio que conformas ¿Cómo se amplia esa representación para aspirar con la intendencia en 2023?

GE: -Primero tenemos que entender que si bien nadie es indispensable, todos somos necesarios. Es muy importante que cuando se arma la estrategia electoral, que tiene un punto central que es el armado de las listas, eso tenga una construcción que no se defina días antes del cierre o la misma noche del cierre de listas; sino que tenga una construcción que abrace a todos los sectores, dirigentes y dirigentas de nuestra ciudad.

Como hemos dicho en alguna ocasión, tenemos que lograr que el cierre y la estrategia sea más parecido al 2019, esta definición que tuvimos este año fue más parecida a la del 2015. 

Si en el 2019 nosotros, a partir de la decisión de Cristina de elegir a Alberto Fernández, entendiendo que era necesario sumar a otros y traer nuevamente a dirigentes y representantes; eso tiene que ser lo que se traslade al nivel distrital para poder tener una lista potente y ganadora. 

 

eA: -Como ex secretario de Seguridad del Municipio... ¿Cómo ves la situación en La Plata hoy y el conflicto entre Garro y Provincia por las fuerzas de seguridad?

GE: -Yo siempre dije que la seguridad no puede tener discusión partidaria. Tiene que ser una gestión, una estrategia que nos encuentre buscando puntos en común. A lo largo de los últimos 15 años ha habido alternancia política y el problema de la seguridad no se resuelto.

Insistir con esa discusión es poner a los vecinos en un lugar de desprotección.

Soy ferviente defensor de la descentralización, porque eso es justamente otorgarle a los municipios lo que en la evolución de los últimos años la sociedad le ha otorgado a los distritos que es cada vez mayor responsabilidad en materia y en temas que son potestad exclusiva de la provincia, y en esto soy de los que piensan que hay temas que desde el punto de vista del funcionamiento del estado provincial dicen sus leyes una cosa pero que el funcionamiento de la sociedad exige otra. Es necesario poner en sintonía esta mirada que hoy los vecinos y vecinas tienen, entonces dejar que los municipios sean mínimos participantes de un tema tan central como lo es la seguridad justamente es no entender esta evolución que se ha dado los últimos años. Por eso creo que hay que descentralizar la policía de seguridad y cuando digo eso no me refiero a todas las policías, sino pura y exclusivamente a la de prevención.

De este modo se le otorga un rol de institucionalidad a aquellos que representan a los vecinos, que en el caso nuestro es el Concejo Deliberante, es necesario institucionalizar muchos fenómenos que se dan y no tienen una representación, los vecinos se autogestionan contratando alarmas, haciendo reuniones vecinales, y no tienen una línea de comunicación, de diálogo y de resolución de sus problemas; ese para mi tiene que ser el concejo deliberante, pero eso es posible si hay una política no centralizada.

eA: -¿Cuál es el proyecto más urgente a tratar en el Deliberante una vez que ocupes esa banca?

GE: -Nosotros tenemos tres ejes para trabaja en el ámbito legislativo municipal. En primer lugar todo lo que tiene que ver con medioambiente, sobre todo porque tenemos ordenanzas que no se aplican como la de "basura cero", la verdad es que la política de "conteinerización" que llevó adelante el municipio lo que generó fue más desigualdad en la ciudad, porque es un sistema que funciona en los lugares más urbanísticamente avanzados de la ciudad, pero tampoco tenemos contenedores que apunten a la separación de basura, y en los lugares donde hay mayores dificultades de infraestructura que no entran ni patrulleros ni ambulancias, menos aún un camión recolector, por lo tanto ese sistema de contenedores ha generado mini basurales a cielo abierto, se han multiplicado. Cuando uno recorre los barrios de la ciudad ve que los contenedores la mayoría están dañados a raíz de que se quema la basura por la falta de recolección, e incluso solemos ver desbordes de basura. Necesitamos una separación en origen y una consideración en las condiciones de infraestructura de cada sector de la ciudad de La Plata.

Entonces nuestra agenda en medioambiente tiene que ver, primero con el funcionamiento pleno de esa ordenanza; por otro lado también que el Concejo deliberante sea una caja de resonancia del tema de seguridad y por otro todo lo que tenga que ver con producción y empleo. La ciudad de La Plata no ha desarrollado logística para que los parques industriales, que son los que permiten que distintas empresas vean acá una oportunidad de radicarse y producir, y por consiguiente generar puestos de trabajo, entonces es necesario fortalecer en es aspecto y que no pase que la generación de empleo esté en que en 5 y 51 se abrió un local de comidas.

 

eA: -Desde la psicología y dado que es tu profesión de base... Teniendo en cuenta esta situación que atravesamos con la pandemia ¿Cuáles son los aportes que necesita la ciudad desde esa perspectiva para la salida de este período?

GE: -Lo hemos dicho y lo hemos llevado adelante, a mi hay una cosa que cuando uno veía lo que pasaba al principio de la pandemia en Europa o en Asia, me imaginaba tiempos de angustia y de dolor. Creo que desde el punto de vista de la acción política, quienes tenemos responsabilidades en primer lugar me preocupaba como trabajar y hacer frente a ese dolor, la elección del 12 de septiembre tuvo mucho que ver con esto, que no se pudo interpretar que estábamos en una situación de mucha angustia y que los abuelos se privaron de ver a sus nietos y seres queridos, a sus hijos, y que los chicos dejaron de ir a la escuela, de que dejaron de socializar, porque no tenían deporte, lugar de encuentro, etc. Eso generó mucho dolor y el dolor cuando no se tramita se transforma en enojo y en bronca, porque bien lo dice la psicología: cuando hay situaciones de dolor y bronca, siempre se busca un culpable para intentar canalizar. No pasó solamente acá en Argentina, también le pasó a muchos oficialismos que padecieron esto. 

Creo que de cara a noviembre hay que saber entender esto y dar respuestas concretas y contundentes; si bien esto no se resuelve únicamente desde la estrategia electoral, pero si hay que saber que lo traumático no se resuelve en tiempos que uno pueda cuantificar universalmente, hay personas que les lleva un tiempo menor y otras que lo prolongan más. Resolverlo y dar respuesta es un desafío no solo de nuestra fuerza política, sino de la política en general.

eA: -¿Cuál era el sueño que tenías de chico, tu pasión?

GE: -En mi familia soy el primero que pudo terminar una carrera universitaria, siempre pensé en la trascendencia a partir de los logros y esto vinculado además, cuando me preguntan por el tema de la política a mi siempre me gusta definirme como un dirigente social, porque por distintas razones la vida me ha puesto ante situaciones de dolor y traumáticas, entonces siempre entendí que la trascendencia es la posibilidad de ayudar al otro; la psicología tiene que ver con eso, alguien que sufre, que viene y a partir de la escucha y la devolución se trata que esa angustia sea menos displacentera y que se puedan resolver esos conflictos. Y la política tiene que ver con esto, uno tiene una responsabilidad que va en la línea de resolver, de transformar la realidad del otro. 

Distintos caminos, la psicología como algo más individual, la militancia política como herramienta de trasformación de la gente para mi van por el mismo camino, por eso que la profesión es determinante como elemento de la acción política.

PING PONG

 

Gabriel Bruera: Un amigo.

Luis Arias: Con quien me tocó compartir esta interna y por el cual tengo un gran afecto.

Martín Insaurralde: Un conductor.

Victoria Tolosa Paz: Compañera.

Julio Garro: Uno de los peores intendentes de la ciudad.

Facundo Manes: Casi un colega.

Diego Santilli: Uno de los tantos peronistas que se fueron al Pro

Horacio Rodríguez Larreta: No puedo dejar de verlo en la figura de René Favaloro.

Mauricio Macri: Un perverso

Sergio Massa: Un político

Cristina Fernández de Kirchner: Una gran estadísta

Alberto Fernández: Nuestro presidente, yo me quedo con aquel jefe de gabinete de Néstor.

.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias