domingo 28 de noviembre de 2021 - Edición Nº1089

Opinión | 27 oct 2021

palabras

11 años sin Néstor


Por: Magdalena Ferreira

Sureño, peronista, estudiante de la UNLP, militante de la Federación Universitaria para la Revolución Nacional, abogado, exiliado interno en Santa Cruz, intendente de Río Gallegos, gobernador de la provincia de Santa Cruz, presidente de todos los argentinos. Imposible enumerar todo lo que supo ser Néstor Kirchner, porque las palabras no alcanzan.

Nadie puede negar, ni poner en duda la figura de Néstor, fue el hombre que decidió pasar de página y transformar nuestro país, dejando atrás aquellos tiempos oscuros de neoliberalismo que iniciaron con mucha violencia en la dictadura cívico militar de 1976 y se fueron profundizando hasta estallar en la crisis política social y económica del 2001; fue el que dejó de echarle sal a las heridas de nuestra patria y en su lugar puso gasas, para que podamos empezar a sanar. En un contexto histórico donde reinaba el “sálvese quien pueda” y el “que se vayan todos”, Néstor nos volvió a dar esperanza, aquella que comenzó Perón por 1945 y que muchos presidentes y dictaduras militares intentaron destruir, desaparecer, borrar de la historia de nuestro pueblo.

No pudieron.

El flaco fue trabajo digno, fue educación, fue crecimiento sostenido y estabilidad, fue el tipo que entendió que no podíamos salir solos y abrazó a países hermanos para darle fuerza a una Latinoamérica debilitada y en manos del imperio. Por supuesto que también, fue amor: logró que miles de argentinos y argentinas nos volcáramos de lleno nuevamente en la política, entendiéndola como única herramienta de transformación de la realidad e injusticias que vivimos. Nos enamoró de un proyecto de país que nos había quedado muy lejos, la “política” dejó de ser una mala palabra y volvió a renacer la militancia juvenil que había estado descreída de toda manifestación y participación colectiva. Fue el dirigente político que a donde iba, se encontraba con manos extendidas para saludarlo, para agradecerle, para abrazarlo. Fue indiscutiblemente, el tipo que puso un antes y un después en nuestra historia, contagiándonos de un profundo amor por la patria; en palabras de Galeano: "Ningún fuego es igual a otro fuego. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros fuegos arden la vida con tantas ganas que no se pueden mirar sin parpadear y quien se acerca se enciende. Néstor Kirchner fue uno de esos fuegos y será difícil apagarlo”.

Néstor vino a proponernos un sueño, nos marcó el rumbo y formó millones de argentinos y argentinas quienes hoy, a once años de su partida, seguimos apostando por el mismo sueño que él: una Argentina libre, justa y soberana, dueña de su destino.

Él nos pidió, a través de un poema de Joaquín Areta, que lo recordemos “sin llorar ni lamentarse” pero se nos hace muy difícil, flaco querido. Aún nos duele tu partida, por eso te recordamos y llevamos como bandera siempre.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias