domingo 22 de mayo de 2022 - Edición Nº1264

Perfiles | 13 feb 2022

entrevista

Lipovetzky: "Julio Garro tiene la experiencia para competir en Provincia, sería mejor que una reelección"

El diputado provincial, actualmente por la séptima sección electoral pero oriundo de La Plata, conversó con enAgenda sobre su mirada acerca del entendimiento con el FMI, las fisuras del gobierno, sus aspiraciones personales y el rol del Intendente Julio Garro.


eA: En un contexto en donde el entendimiento con el FMI recrudece las internas en el oficialismo... ¿Es la oportunidad de Juntos de recuperar el terreno perdido en 2019?

DL: - Yo creo que la oportunidad la da un montón de factores, no solamente la coyuntura actual, abarca varias cuestiones. La primera es que nosotros hicimos un enorme esfuerzo después de la difícil derrota del 2019 tanto a nivel provincia como a nivel nación para mantenernos unidos; todos apostaban a que nos íbamos a fraccionar y no pasó; eso fue el puntapié para lograr un buen resultado en el 2021 y abre una buena perspectiva para adelante.

Después, por supuesto, está la mala situación hoy del país. Una Argentina con una inflación tremenda, donde los salarios han perdido muchísimo contra la inflación, donde tenemos niveles más altos de pobreza incluso que los que nosotros dejamos (que fueron difíciles), y con una situación de inseguridad muy grave tanto a nivel provincial como distrital en la ciudad de La Plata.

Además un gobierno que nunca funcionó, ya que se conformó a nivel nacional con cuotas de división en los ministerios, donde un secretario respondía a un referente, otro a otro, ministros igual; eso nunca funcionó y por eso la gestión no dio respuesta a ninguna de las situaciones. El gobierno tenía un vicio de origen: que la Vicepresidenta elija al Presidente; eso nunca fue corregido por lo menos hasta ahora y eso conspiró ante una gestión muy mala, incluso al tema de la pandemia porque vimos situaciones como el vacunatorio VIP, el intento de utilizar las inoculaciones como estrategia política, etc.

Todo ese escenario es el que marca que hoy tengamos una buena posibilidad de ganar el 2023, pero por supuesto que todavía falta un año y medio, y no hay que sentirse victoriosos de ninguna manera, hay que trabajar muchísimo en cada uno de los distritos y en cada una de las responsabilidades que nos toquen como dirigentes. 

Esto requiere estar cerca de la gente. En general hay una lectura de que hay un descontento generalizado con la clase política, porque en definitiva la dirigencia no le ha sabido dar respuesta a sus problemas y por lo tanto hay que entender y atender esa situación.

 

eA: ¿Eso explica los surgimientos y crecimientos de las expresiones que no se sitúan en el centro ideológico? Como la Izquierda y los Libertarios.

DL: Sin dudas, pero no hay que dejar de observar que las que pasaron fueron elecciones legislativas. Cada uno de los candidatos deben expresar con base en sus ideas, que es lo que van a hacer porque, hasta ahora, nadie le ha preguntado a estos personajes que encarnan ese descontento, que van a hacer con la inseguridad, la inflación... Hemos visto propuestas muy difíciles de aplicar, como la idea de eliminar el Banco Central. Estas ideas en unas elecciones ejecutivas requieren más explicaciones para la ciudadanía.

 

eA: Daniel Lipovetzky es un nómade territorial de la política. ¿Cuáles son sus primeros recuerdos sobre el inicio en la política? Siendo un platense egresado del Colegio Nacional y también pasando por la UNLP.

DL: La primera experiencia militante la tuve en el secundario, en el año 1982 (todavía en dictadura) decidimos con un grupo compañeros conformar un Centro de Estudiantes; primero escondidos con reuniones fuera del colegio, recuerdo en la Biblioteca Euforión en diagonal 79... Cuando llegó la democracia se dieron las primeras elecciones de Centro y fui electo presidente del Nacional, en lo que fue una etapa cuasi fundacional de la nueva realidad democrática. Hay un montón de cosas que logramos en esa etapa que hoy siguen, como por ejemplo la sede del centro de estudiantes que hoy está en el colegio la conseguimos nosotros.

Después siempre me gustó la política. Cuando me recibí de abogado empecé a trabajar con Antonio Cafiero, que era senador en ese momento, y la verdad que fue una experiencia muy buena porque Antonio era un hombre que valoraba la política.

eA: Ahora está en auge la consigna de que en Juntos hay que pasar por la gestión porteña para poder dar el salto a la provincia, y vos tenés es paso dado hace tiempo... ¿Cuál fue el mayor aprendizaje y el error que más lamentas de tu experiencia con Gabriela Michetti?

DL: Aprendí un montón, era secretario de Derechos Humanos y tenía varios programas a cargo; algunos realmente muy interesantes. Pero diría que más allá de lo que me tocó en particular gestionar a mi (que hay cosas que me gustaría poder aplicarlas en nuestra ciudad de La Plata), lo que uno más trae fue toda la experiencia del proceso de descentralización que se vive en la Ciudad de Buenos Aires, donde se conformaron las comunas, algo que tardó varios años en formalizarse pero que ha dado sus frutos y me gustaría que pueda funcionar acá en La Plata con las delegaciones barriales; dándole una fortaleza que aun no tienen.

En definitiva nuestra ciudad hoy, en especial fuera del casco urbano, ha crecido enormemente y necesita un estado más cercano que pueda dar respuestas inmediatas, sin depender únicamente de la centralidad de calle 12.

 

eA: En entrevistas anteriores has reconocido errores en la Ley de Alquileres... ¿Cuál crees que es la modificación más urgente que necesita tal como está ahora?

DL: Fue un proceso que duró cuatro años cuando fui diputado nacional, me tocó la responsabilidad de trabajar ese tema que era un reclamo de todas las partes: los inquilinos, las inmobiliarias, propietarios, etc. No había una renovación de la ley de alquileres hace más de treinta(30) años; trabajamos mucho y se elaboró un texto de consenso junto con una mesa de trabajo que se había conformado dentro de nuestro propio gobierno en la que participaban diferentes áreas vinculadas al tema, como el área de inversiones, la secretaría de vivienda, la secretaría de comercio, la AFIP, entre otras.

Esa mesa elaboró un proyecto que yo presenté, del cual había cosas que me parecían bien y otras que no tanto. Luego en el debate parlamentario se aprobó un proyecto que respondía en parte a lo que yo planteaba y otras cosas que no, porque las leyes requieren consensos, no hay mayorías automáticas y esta bien que así sea.

Una de las cosas que no me cerraban era la manera de estimular que haya mayor oferta y demanda de lugares para alquilar. El proyecto original establecía beneficios impositivos para estimular la construcción de viviendas y eran sobre todo apuntadas a público de clase media, lamentablemente no hubo acuerdos sobre eso, y si hubo avance en el registro de los contratos de alquiler.

Después de año y medio de sancionada la ley existen cosas que no funcionaron, porque los inquilinos piensan que los alquileres aumentaron más de lo deberían hacerlo y los propietarios que aumentan menos de lo que deberían, entonces hay algo que no está cerrando. 

El método de actualización es un punto a cambiar, actualmente es anual y eso no era parte del proyecto original, yo había presentado una actualización semestral; pero de todas maneras en un contexto de altísima inflación y un gobierno que no hace nada para cambiarlo, lo dejaría nuevamente en la negociación entre propietario e inquilino.

El alquiler social es algo para aplicar y no se lleva a cabo, de esta manera muchas personas en situación más vulnerable podrían acceder pero hoy no se usa.

eA: ¿Qué opinas sobre la actual disputa de subsidios en el transporte público?

DL: Ninguna decisión hay que tomarla en base a represalias jurisdiccionales. Así como en su momento el gobierno nacional decidió quitarle un punto de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires para dárselo a la Provincia y reforzar así la seguridad, perjudicó a ese distrito.

Si la quita es solo para la Ciudad de Buenos Aires por acusarla de "opulenta", como describe el kirchnerismo, me parece que está mal. Hay que quitarle la lógica partidaria al debate, porque la gente que necesita realmente pagar un pasaje de micro más barato debe poder hacerlo, y los que tengan un pasar económico más holgado pagarían diferente tarifa. Creo que el mecanismo de las tarifas sociales es un buen mecanismo pero hay que mejorarlo.

 

eA: ¿Cuál es la pasión de Daniel Lipovetzky cuando no está siendo político?

DL: Tengo una pasión deportiva que es jugar al tenis, me encanta jugar y compartir con amigos del club; después me encanta ir a la cancha con mi hijo y, lógicamente, pasar  tiempo con mi familia.

 

eA: Hablaste de que las mayorías automáticas en los cuerpos legislativos eran un problema, y acá en La Plata se da en el Concejo Deliberante... Con tus aspiraciones de intendencia de la ciudad... ¿Qué potenciarías y que cambiarías de la gestión de Julio Garro? ¿Lo ves como candidato en la provincia?

DL: La gestión de Julio a cumplido un rol importante en cuanto a la transición; veníamos de la peor tragedia de esta ciudad que fue la inundación del 2013 que todos la sufrimos, yo en particular también con mi madre que vivía en Tolosa por ese entonces y perdió todo; me parece que ahora hay que apuntar a que esta ciudad recupere el brillo que supo tener y que lamentablemente por las diferentes crisis que ha sufrido, fue postergando ese momento.

Esta es la capital de la provincia más importante de la Argentina, antes vos llegabas a la ciudad y eso se notaba; ahora se ha ido perdiendo. Se requiere una planificación para relanzarse a ese objetivo.

Creo que pensar la ciudad desde la periferia es importantísimo, porque es donde hoy viven más platenses, yo camino la ciudad todos los días y la primera preocupación que a uno le transmiten es la inseguridad; en ese marco el municipio debería poner un poco más de su cuota de responsabilidad, más allá que le corresponde a la Provincia, a Sergio Berni; pero hay ciertas cuestiones que, por más que tengan una competencia principal, no deben ser desatendidas por la competencia accesoria. Lo mismo pasa con la mega toma de Los Hornos, porque si eso se consolida va a ser un problema muy grande para la ciudad y para Los Hornos ni hablar.

Yo creo en la renovación y la alternancia en materia de mandatos, ocho años de gestión para cualquier gestión es suficiente. Creo que es un error la modificación de la ley para permitir la reelección indefinidamente, por lo tanto creo que en ese marco Julio Garro tiene una experiencia importante de administrar esta ciudad como para competir por la gobernación, debería ser más ese su objetivo que una reelección pero dependerá de él por supuesto.

 

eA: ¿Qué rol ocuparía el radicalismo en este esquema que planteas, después del reagrupamiento de fuerzas en las anteriores elecciones?¿Y a qué le atribuís que la oposición en La Plata está quedando tan lejos en los resultados electorales últimamente?

DL: Respecto al radicalismo creo que ha generado grandes candidatos y nuevos dirigentes muy competitivos. Destaco a Martín Lousteau, a Facundo Manes y Maxi Abad en la Provincia; creo que tienen mucho para aportar a "Juntos", una de las autocríticas de nuestro gobierno es que el radicalismo tuvo menos participación de la que debió tener, y veo que va a tener un rol primordial tanto en las PASO (que yo creo que va a haber a nivel nacional, provincial y distrital), donde va a haber listas con componentes mezclados, no va a ser con una lista por partido o espacio político como lo fue en 2015, yo repetiría la experiencia de 2021 que fue muy rica para todos nosotros. Acá en La Plata tenemos mucho para trabajar con el radicalismo que, además, tiene referentes muy buenos como Diego Rovella, Claudio Frangul, Pablo Nicoletti, Sergio Panella, y muchos más.

Pensando en la otra pregunta sobre el Frente de Todos, no me corresponde mucho hablar sobre la oposición, creo que en definitiva lo que se ve es un espacio muy dividido y eso se evidencia claramente en cada una de las campañas; y eso a conspirado en su rendimiento electoral.

eA: Durante esta entrevista pusiste en valor las virtudes de "Juntos" y las falencias del Frente de Todos... Si tendrías que sincerarte ¿Cuál es la mayor virtud del Frente de Todos y el peor defecto de Juntos?

DL: Juntos, en la etapa previa, cuando gobernó le faltó debate político. Para no volver a cometer el mismo error creo que hay que mejorar el sistema institucional dentro de la coalición de decisiones, hoy todavía eso no ocurre. Un ejemplo es justamente la modificación de la ley de re-reelecciones; no hubo un criterio unificado y eso es una falencia; tenemos que concretar una mejor manera de debate para la toma de decisiones.

La mayor virtud del Frente de Todos es que, al contrario, es un espacio que generalmente valora la política; después tiene problemas en gestión.

La política es el instrumento para transformar la sociedad, y eso tenemos que entenderlo en los dos espacios; pero no hay que olvidar la gestión. Quizá nosotros pusimos mucho eje en la gestión e hicimos poca política y eso fue un error; y el Frente de Todos hizo mucho eje en la política y poco en la gestión; también un error.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias