domingo 22 de mayo de 2022 - Edición Nº1264

Opinión | 26 mar 2022

Relato

Mientras duermen

En el encuentro de hoy somos parte de la libertad nocturna del protagonista.


La casa está en silencio y solo puedo pensar en una cosa, libertad. Si quisiera podría dejar todas las luces prendidas, y nadie me diría nada. Puedo dejar la puerta de la entrada y la llave del gas abiertas, aunque no sea lo mejor claro. Un sinfín de cosas puedo hacer mientras la casa está en silencio. Pero prefiero otra cosa. Quiero sentarme en la mesa del comedor, y mirar a través de la ventana el patio. De repente empezó a llover ¿Será que el tiempo lee mis pensamientos? 

Traspasando el cristal te veo, así de cachorra. Recuerdo cómo te gustaba jugar con ese hueso e inclusive hacer pozos. Actividades que los grandes miraban con desaprobación, pero a la vez con alegría. Ah pensarte mezcla felicidad y tristeza. Debo confesar, entre líneas, que el volver a casa me es extraño. Las luces son aburridas, y las paredes sobrias, la calle es homogénea, y las esquinas una incertidumbre. 

Evocando a la imaginación te veo, correteando de aquí para allá. No te importa nada más que sólo correr, y lo bien que me parece. De un momento a otro estás sentada al otro lado de la ventana mirándome. Los minutos se me hacen eternos, no sé cuál tiene que ser mí accionar. ¿Tengo que abrir la ventana y abrazarte? ¿Acaso tengo que despertar a todos anunciando tu llegada? Lo más sensato me parece seguir sentado. Vos te levantaste y seguiste corriendo y jugueteando por el patio hasta que llegó el alba. Yo debería ir a dormir, pero prefiero seguir acá, mientras todos duermen.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias