domingo 02 de octubre de 2022 - Edición Nº1397

Perfiles | 19 jun 2022

entrevista

Proyecto Servir: "Tener esa energía para querer cambiar la realidad"

Una de las coordinadoras, Constanza Rodríguez Bosc, y el responsable de unos de los equipos, Martín Raimundi; del Proyecto Servir, dialogaron con enAgenda sobre el valor de cada acción solidaria, el impacto en las personas que reciben la ayuda y en ellos mismos. Enterate cómo ayudar.


¿Cómo nació el Proyecto Servir? 

Martín Raimundi: Empieza en la Parroquia del San Cayetano, donde se desarrolla el grupo de Scouts San Jorge y un grupo de jóvenes de entre 17 y 21 años que tiene la finalidad de desarrollar proyectos relacionados con la comunidad.

Empezó el 10 de Junio del año de la pandemia, las necesidades eran grandes en sentido de salud, higiene y alimentación de la gente en situación de calle; dos de los chicos (Joaquín y Mateo) comenzaron a juntar donaciones para cocinar dentro de la Parroquia que cedió el lugar; y entre amigos y familiares comenzaron los miércoles a la noche.

CEPA y Cruz Roja nos ayudaba a repartir la comida que nosotros cocinábamos en ese primer momento, empezamos con alrededor de 80 viandas; pero hoy estamos haciendo 120, 130 y las repartimos nosotros.

¿Cómo es la experiencia de sumar a otros y la experiencia propia de unirse a esta acción solidaria?

Constanza Rodríguez Bosc: La mayoría nos fuimos sumando por conocidos; recién ahora se empezaron a sumar personas por vernos en las redes o sin vínculo con otro integrante. Desde el principio hasta hace poco tiempo la metodología era sumarse porque conocías a cierta persona del Proyecto, que te invitaba a cocinar o dar una mano; de hecho yo he sumado mucha gente de esa manera: "el domingo estás libre para cocinar con nosotros las viandas".

 

¿Qué rango de edad tienen los participantes del Proyecto Servir?

Martín: Desde los 15 o 16 se han sumado a cocinar; y para el reparto (que tienen que tener mínimamente 18 años) hemos tenido voluntarios de hasta 50 años aproximadamente, pero la mayoría somos de entre 18 y 25 años. La apertura está, el acceso está para cualquier edad; pero a partir de los 18 para realizar los repartos porque esa tarea cuenta con un seguro para las personas.

¿Cómo ser organizan entre tantos con los días de gestión, la cocina, los repartos, etc.?

Martín: La estructura del Proyecto Servir tiene áreas o equipos, intentamos dividir las tareas en esos grupos; cada equipo tiene un responsable y tratamos de delegarnos para no cargar sobre pocas personas todo el trabajo.

Existe un equipo de donaciones que se ocupa del ordenamiento de todo lo que nos llega los domingos, acomodar la comida y controlarla. Luego está el equipo de ropa, que se ocupa de administrar la entrega de vestimenta a la gente que asistimos; equipo de comunicación y difusión; otro sector se ocupa de la gestión de voluntarios: datos, como armar los equipos semanales, etc. Luego hay un grupo interdisciplinario que cuenta con una serie de profesionales que intervienen en situaciones puntuales: Psicopedagoga, Asistente Social, Acompañante terapéutico, Psicóloga; que nos ayuda a como afrontar distintas realidades o problemas que se nos pueden llegar a presentar.

¿Cuánto abarca el Proyecto? ¿Tiene un límite geográfico?

Constanza: Todo se realiza dentro del Casco Urbano, la recorrida inicia en la Parroquia que está ubicada en 44 y 30; vamos por circunvalación, la terminal de micros, 8 y 50; 1 y 70; vamos a puntos neurálgicos de la ciudad, donde sabemos que hay gente viviendo en las calles.

 

¿Qué objetivos tiene Proyecto Servir, en el estado de situación actual?

Constanza: Nuestra idea es seguir creciendo y abarcar lo más posible de las zonas con personas en situación de vulnerabilidad. No solo el hecho de darles algo de comer, sino también darles algo de higiene, ropa, y también escucharlos; se trata de personas que necesitan un hombro, una oreja y sentir un acompañamiento también desde lo humano.

Martín: Tal cual, la gente no solo tiene la necesidad de comer; sino también de visibilizarse. El punto característico del Proyecto es ese: darle visibilidad a personas apartadas del sistema; que dándoles 20 minutos de tu vida a la semana para ellos y ellas es muy importante. Y el objetivo sin lugar a dudas es trascender.

 

¿Qué significó hacia el interior del grupo la declaración de interés municipal que les otorgó el Concejo Deliberante?

Constanza: La gestión de ese interés, fue de la otra Coordinadora Rocío. Fue muy interesante porque nos tomó por sorpresa, nadie se lo esperaba, y como no se sabía si se iba a concretar, ella decidió no contarnos hasta que supiese que salía.

La noticia para todos los voluntarios fue una gran emoción, es una ciudad reconociendo el trabajo que realizamos hace dos años.

Martín: Este reconocimiento nos acercó a una red de organizaciones que realizan un trabajo similar al resto, que tiene reuniones quincenales para coordinar las tareas de cada uno para no pisarse y distribuir la mayor ayuda posible entre todos. Organizaciones como "vino la vianda", "callejeros nocturnos", y otras más hacen que podamos llegar a más lugares, no somos los únicos en realizar esta tarea.

 

¿Por qué es tan importante que la juventud se mueva en pos del accionar comunitario y solidario?

Martín: Creo que es algo muy personal de cada uno y que se complementa en el grupo, con la expectativa de generar pequeños cambios.

Luego mirándolo desde la experiencia personal, creo que uno también se forma en la vida con este tipo de actividades. Te pega en la cara la realidad y eso hace crecer a los integrantes del Proyecto, que tienen una visión mucho más amplia y de empatía con la realidad.

Constanza: Yo creo que el plus de ser jóvenes es tener esa energía para querer cambiar las realidades; vemos mucho en personas más grandes una cierta resignación de decir que no vamos a poder cambiarle la realidad a las personas que ayudamos; sin embargo nosotros somos conscientes de eso, pero darles un momento al menos de poder pasarla mejor que la vida cotidiana que les toca, tiene un gran valor y cuenta.

 

En el trabajo que hacen sin duda juntan anécdotas en cada recorrida... ¿Cuál los ha marcado positivamente y hoy recuerdan con una sonrisa?

Constanza: Un señor, que se llama Alejandro y está en una de las plazas que vamos, nos había contado que en la semana era su cumpleaños; entonces a la semana siguiente el Proyecto armó un regalo con algo significativo para él. Él nos había contado en una ocasión que le gustaba pintar y dibujar, entonces le lleve un cuaderno con crayones y lápices; la reacción de Alejandro fue impactante, estaba shockeado y nos dijo que hacía un montón que no recibía un regalo; y cuándo encima vio que el presente era sobre algo que nos había contado antes se quedó en silencio, para luego simular darnos un puñito pero terminar en un abrazo. Fue hermoso.

 

Martín: En una de las calles céntricas de la ciudad, me encontré con Juan, que es una persona mayor y viene de Santiago del Estero, y me dice: "Estaba esperando que vinieras, vengo preguntándole a los otros chicos por vos", y yo hacía tres semanas que no salía y cuándo me dijo eso quedé impactado, no podía creer el deseo de verme a mi por el mero hecho de solo darle una fracción de mi tiempo por semana. En un momento me dice, tímidamente, "me permitís regalarte esto" y saca un paquete de garrapiñadas; no podía creer que me hubiese dedicado un tiempo a mi en darme un regalo, con todo lo que sufre a diario. Ahí ves como el trabajo da sus resultados.

A mi me da la sensación o creo de que uno puede indignarse, quejarse de lo que vemos, pero uno demuestra con acciones, y es lo que intentamos transmitir al resto de los voluntarios. Proyecto Servir es una gran oportunidad, porque es amplio, es apartidario, no tiene filtros de religión por más de que trabajemos en una Iglesia, no importa la edad, es un espacio de formación permanente y aunque no parezca tiene también como prioridad al voluntario.

 

¿Cómo se lo puede ayudar al Proyecto Servir?

Martín y Constanza: En nuestras redes tenemos a disposición de quien pueda y quiera un CBU, que está a mi nombre porque no supe como cambiárselo, pero es del Proyecto. Ahí tenemos muchos voluntarios que hacen una donación mensual y esta abierto a la ayuda del público en general; y después si subimos un flyer avisando lo que vamos necesitando. Nos pueden encontrar como @proyecto_servir en Instagram, Proyecto Servir en Facebook y ahí hay un número de Whatsapp para comunicarse también; y los domingos de 12 a 16/17hs estamos cocinando en la Parroquia para quien se quiera acercar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias